El CJS renovó en mi aquel primer amor

Soy Micaela tengo 18 Años y soy vocacionada de la Comunidad aquí en la misión de Montevideo y gracias a la providencia de Dios pude participar del Congreso de Jóvenes Shalom que se dio en Brasilia.mika

Contando un poco de mi experiencia personal sobre lo vivido en el congreso, puedo comenzar diciendo que fue un beber del carisma en toda su esencia, este fue mi segundo CJS ya que participe del Congreso en Paraguay en el año pasado, pero este congreso en Brasilia Fue único y totalmente nuevo, cada momento lo viví con una intensidad única e indescriptible, estar allí con miles de jóvenes Shalom, jóvenes que al igual que yo comparten el mismo amor por Dios, y especialmente por la vocación, jóvenes que con el mismo ardor viven y se deciden por Dios, realmente pude contemplar el rostro joven de la Comunidad, y en especial la diversidad del carisma, que nos une más allá de distancias, tiempos y realidades, el Amor de Dios es uno solo y nos une, nos impulsa y nos atrae a cada uno para si.

Personalmente hace tres años que conocí a Dios y a la Comunidad, a mis 15 años fue que pude experimentar de ese amor que puedo decir que cambio mi vida, en un antes y un después, si bien desde niña participaba de la iglesia, tome la primera comunión, iba a misa todos los domingos, y tome mi Confirmación, escuche  hablar de Dios toda mi vida, pero por mas que había aprendido a Dios en la catequesis y de lo que a lo largo de mi infancia las personas me habían hablado de ÈL yo realmente no lo conocía.

Porque a Dios no se lo puede conocer con palabras, sino con hechos, hay una frase que marca mucho mi experiencia Con el Amor de Dios: “Dios es Amor en Hechos”, y así fue como Él se mostro a mi, con un hecho muy sencillo pero que  cambio mi vida.

Fue en un grupo de jóvenes al cual fui invitada después de la Jornada Mundial de La Juventud que se dio en RIO en 2013, en este grupo sencillamente una misionera rezo por mi, y dijo una sencillas palabras, que quebraron mi corazón para siempre, fueron sencillas, pero era lo que mi Corazón tanto tiempo había buscado, ansiado y en ese momento Dios mismo fue el que hablo, y aunque en ese momento no lo entendí, yo no volví a ser la misma, nada en mi vida volvió a hacer lo mismo.  Y eso es lo que pasa cuando Dios llega a tu vida, sin preguntar, lo cambia todo, lo transforma todo, y sin saber le da un color nuevo a toda tu vida.

Yo recuerdo que aquella noche después del grupo no logre dormir pensando en esas sencillas palabras,  en aquella sencilla experiencia que había dejado algo nuevo dentro de mí, al día siguiente fui en busca de la misionera que había rezado por mi, porque yo tenia millones de preguntas y quería respuestas, las cuales ella no pudo darme pero que fueron llegando a mi con el correr del tiempo.

Me sentía totalmente diferente y sabia que no podía volver a atrás después de ese día, Con el Paso del tiempo fui descubriendo que Dios me llamaba a algo mas, Dios me quería, quería mi juventud, quería cada segundo de mi vida y yo que recién acababa de descubrir ese amor, no quería negarme a lo que el me pedía y aun hoy quiero con todas mis fuerzas entregarlo todo.

Dios me llama a dar mi vida en la comunidad, para poder llevar a otros jóvenes ese amor comprobado en hechos que yo encontré, y que tantos allá afuera no conocen. Y así es como poco a poco también fui enamorándome y amando cada vez más a Dios y a la Comunidad que hoy puedo decir que es mi vocación, es mi vida y es donde Dios me llama a darlo todo. Y porque conté todo esto? Porque hace tres años que todo esto paso, y el tiempo, los desafíos y yo misma fui dejando que ese amor se enfriara, y el congreso fue renovar toda aquella experiencia, el congreso renovó en mi no solo el deseo de amar, sino el deseo de dar a Dios mi todo, ese todo que en realidad es nada, pero que es lo que Él quiere.

El Congreso renovó en mi aquel primer amor, aquel  primer deseo de darlo todo por la evangelización del mundo entero pero en especial por los jóvenes.

Soy Feliz por ser Joven, Por Ser de Dios Y por Ser SHALOM PARA SIEMPRE.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *