Formación

5 consejos de Moysés Azevedo para crecer en la amistad con Dios

El misionero da consejos sobre cómo cultivar la relación de amor con Jesús, destacando sobretodo la importancia de la fe.

Para hacer crecer la fe recibida de Dios, y de la Iglesia en el Bautismo, es necesario cultivar la relación personal que se tiene con Jesús por medio de la Palabra (Evangelio), la oración, los sacramentos, el amor fraterno y la evangelización. “Dios desea entrar en comunión con nosotros, Dios nos ama tanto que esta comunión de amor no se retiene en sí misma, sino que invita a todo el mundo a participar en la vida ‘intratrinitaria’ del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo“, explica Moysés Azevedo, fundador de la Comunidad Católica Shalom. El misionero da consejos sobre cómo cultivar esa relación de amor, destacando la importancia de la fe.

El elenco de sus consejos es:

1. La Palabra de Dios: Jesús es la palabra encarnada, en su vida, sus actos, Él es el canto de la revelación del rostro de Dios que es amor. Leer la Palabra y rezar con ella, dejándose interpelar por todo lo que Dios habla es una gran forma de alimentar la amistad con el Señor.

2. La oración: Dice Santa Teresa de Jesús que la oración es un trato de amistad con Dios. Nosotros alimentamos nuestra experiencia en la medida que nos relacionamos con Él, y es en la oración el momento para cultivar esa relación con Dios. ¿Sabes por qué rezas? ¿Para qué Dios haga su voluntad? No, nosotros rezamos para que Dios nos transforme y nosotros hagamos su voluntad. La oración es alimento y purificación para el (nuestra) alma.

3. Sacramentos: Principalmente los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía. En cada Eucaristía, vamos a la cruz con Jesús y somos resucitados con Él.

4. Amor fraterno: Por el amor fraterno, vamos encontrando y creciendo en la experiencia con Cristo. Jesús relaciona el amor cristiano a la unidad: “he dado la gloria que tú me diste, a fin de que ellos sean uno, así como nosotros somos uno“, es la oración que Cristo dirige al Padre, narrada en Juan 17. Moysés cita todavía el mandamiento nuevo que Jesús entregó: “Amaos unos a otros como yo os amé“, para explicar que la forma de amor que Dios nos pide es ésta, de perdonar, de dar la vida, de ver en el otro complementariedad y no competencia. El fundador destaca que el signo que diferencia a los cristianos – desde la Iglesia primitiva – es amar como Jesús amó: “amar a quien es diferente de mí“. Superando todo el distanciamiento, haciendo del acercamiento una oportunidad para dar un paso en la fe.

5. Evangelización: Cuanto más nosotros evangelizamos, más nuestra fe crece. “La fe comunicada crece“. “Evangelizar con caridad, esta es nuestra misión, este es nuestro llamado, esta es nuestra vocación“, concluyó.

 

Traducción: Javier Kovacs

Revisión: Manuel Quezada


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *