Emmir Nogueira: Lascia che Dio ti trascini
Formación

Emmir Nogueira: Déjense arrastrar por Dios

Por saber acoger la gracia, ninguna otra persona en el mundo se relacionará con Dios como María. Pero de la misma manera, según Emmir, Dios quiere oír de nosotros. “Arrástrame detrás de ti, corramos”.

En el Foro Shalom, la cofundadora de la Comunidad Shalom, Emmir Nogueira, habló sobre la relación de María y la gratuidad. Con base en el libro de Cantar de los Cantares, Emmir hizo la comparación de la relación de María con Dios. Que supo primero acoger la gracia de Dios. “Dios piensa en Nuestra Señora y Él la envuelve de Amor. Esta mujer recibirá de gracia todo el amor de Dios, y concebida sin pecado, recibirá sin resistencia todo el amor de Dios que está sobre ella. Nosotros ciertamente recibimos ese mismo amor. Pero a causa del pecado tenemos resistencia a él“, explica.

Por saber acoger la gracia, ninguna otra persona en el mundo se relacionará con Dios como María. Pero de la misma manera, según Emmir, Dios quiere oír de nosotros. “Arrástrame detrás de ti, corramos“. “Déjense arrastrar por Dios sin resistencia. Ser envueltos por el Amor de Dios sin resistencia. Los dones que Dios dio a Nuestra Señora tiene como origen su Amor. Él y sólo Él es la seguridad de ella“. Emmir todavía destaca que Dios quiere tener con Nuestra Señora una relación de cuerpo, maternal, como alguien que acoge la gracia en todo su ser, de cuerpo y alma.

 

“Dar de gracia”

Quien sabe acoger en todo su ser, también saber dar todo. La relación esponsal entre María y Dios, como prefiguración de la relación esponsal entre la Iglesia y Dios, es la fuerza que hace dar todo. “El amor esponsal es la donación total de sí. María, la esposa, la Iglesia, también se entrega en su alma, en su cuerpo y en todo su ser. Y la última cosa que ella entrega es el Hijo. En un acto de amor a Dios, se da entregando a su hijo. De gracia recibió, de gracia dio. De gracia ella entrega a toda la Iglesia. Esta donación podemos contemplar en la Misa. El cáliz de oro puro y bello que recibe a Jesús es el vientre de María colocado en el altar el sacrificio vacío que después acoge la sangre de Cristo. Luego, ese cáliz se le da a usted“, explica y concluye: “María recibió todo de Dios, dio todo a Dios y a usted “.

Lydiana Rossetti

Traducción: Javier Kovacs

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *