Foto: Flavia Gomez
Shalom

Frutos del Primer Cerco de Jericó en Santa Cruz

Después de haber iniciado una intensa Campaña de Intercesión Ininterrumpida el pasado 15 de octubre, el Cerco de Jericó de la misión de Santa Cruz se cerró el 26 del mismo mes con grandes frutos y testimonios de mucha bendición.

Después de haber iniciado una intensa Campaña de Intercesión Ininterrumpida el pasado 15 de octubre, el Cerco de Jericó de la misión de Santa Cruz se cerró el día viernes 26, del mismo mes, con grandes frutos y testimonios de mucha bendición por parte de diversos participantes de los turnos de asistencia del Cerco.

Jóvenes, adultos y familias completas, que forman parte de la Obra Shalom de esta misión, fueron los felices testigos del obrar sutil y silencioso de aquel Resucitado que pasó por la Cruz. Atrayendo a estos sedientos del verdadero Amor, los llevó hasta su encuentro para acrecentar sus experiencias liberando sus corazones y reuniéndolos, a algunos más aún, a una renovada relación con el Santo Rosario, pero sobre todo con nuestra Santísima Madre, María.

Soy Wendy Paniagua participo de la Comunidad Catolica Shalom. Desde este año, desde el RENACER, que fue un retiro, un Seminario de Vida en el Espíritu Santo en el que participe. Por lo que ahora soy parte del Grupo Obra Nueva.

Este año hubo una actividad que fue el Cerco de Jericó. En años anteriores e participado del cerco con mis amigas, pero este año, este cerco fue totalmente diferente. Cuando vi que iba a haber un cerco en la comunidad me anote de primera sin decirle nada a mis hijas, porque la verdad es que en las cosas de Señor trato de no presionarlas para que ellas puedan tener su propio encuentro. Orando para que puedan tener su propio encuentro y no tratando de que sea a la fuerza, entonces me anote. Mis hijas también participan en la Comunidad Shalom, en un grupo de jóvenes.

Entonces me anote, escogí mi horario para mi adoración y grata fue mi sorpresa cuando mis hijas me dijeron, ambas, Lucía y Olivia, cuando me dijeron que ellas me iban a acompañar en el mismo horario para hacer la adoración. Otras veces cuando e participado del cerco ellas siempre han estado en mis intenciones para que tengan un encuentro con el Señor. En este cerco hubieron otras necesidades, otras intenciones, por otros amigos o familia.

Esta vez, la verdad, solo había gratitud en mi corazón. Agradecida porque jamás creí que ellas estén ahí conmigo, jamás creí que ellas estarían alabando y creyendo en el mismo Dios que yo adoro. Yo solo le daba gracias y decía: “Señor es grande tu fidelidad, sos amado, sos maravilloso, porque para que ellas estén aquí es por gracia tuya”. Para que ellas puedan tener ese compromiso solo es obra de Él. Y sentía en el corazón alegría, gozo, un agradecimiento al señor porque indigna soy de tener tanta felicidad de ver que Él las está enamorando cada vez más. De que ellas pueden escucharlo y sentir su presencia en muchas áreas de su vida, ver cómo Él las está transformando y poder verlo es una gracia especial. En este cerco me dediqué a agradecer y sentirme una hija amada, amadísima por esta gracia que se ha derramado en mi familia.

Soy Lucía del grupo Kainos. Para mi el Cerco de Jericó fue una experiencia hermosa porque justamente en esa semana yo tenia un gran examen. Pasa que yo era de las personas que les gustaba controlar todo y era como que en mi mente me decía. “pucha, voy a hacer el Cerco de Jericó, pero voy a estar una hora de mi tiempo sin estudiar”. Y entonces estuve con mi mamá y ella me decía, que a pesar de que estudie no voy a tener el conocimiento absoluto, que Dios es el único que lo puede todo.

A pesar que le había entregado mi vida a Dios era todo bien menos mis notas, era como que “esta bien Dios pero de aquí para allá no me lo toque porque esto es mío”. Aprendí a compartir todo, todo de mi ser con Él. Compartir mis sueños, que solamente con Él puedo lograrlos, y aprendí a descansar en Él.

Me llamo Olivia, y yo participo de la Comunidad Católica Shalom en el grupo Kainos. Participé del Cerco de Jericó. Me pareció una experiencia muy linda donde Dios se reveló mucho para mí y para varias personas. Fue una experiencia inolvidable. La manera en la que Él te habla a través de ese Cerco es muy hermosa, porque te dice las cosas con amor, te dice las cosas como son pero con amor, y eso me llamó mucho la atención. Él es así, Él siempre nos habla con amor. A mí me hablo muy fuerte en este cerco y fue una experiencia inolvidable.

Además del fruto de haber iniciado, luego del Cerco, las tardes de intercesión joven como la “Tarde San Juan Pablo II” todos los sábados de 14:30 hrs. a 19:30 Hrs., con Cristo Eucaristía expuesto en la capilla de nuestro Centro de Evangelización Shalom. Y esta tarde de intercesión en adoración la estará coordinando Denisse Jordan, del grupo Emanuel.

Me llamo Denisse Jordan y tengo 18 años. El Cerco de Jericó fue muy bendecido porque pude contemplar la vocación del hombre que es el amor. Fuimos creados por amor y para amar; entonces el interceder es una manera de demostrar el amor al que somos llamados. Debemos tener esa empatía por las personas o por todo lo que sucede en el mundo, y el Cerco de Jericó me ayudó a vivir eso. Quizá no haga algo que se pueda ver, pero interceder a través de la oración es como puedo ayudar al mundo que sufre de distintas maneras; también orar por la vida del Papa, por la iglesia, por las persecuciones de la Iglesia, de la cual yo soy parte. Así no soy indiferente a lo que sucede dentro de la Iglesia o en el mundo.

Y mi manera de ayudar es con la oración. Puede parecer algo tan simple pero como dijo el Papa: “La oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios”.

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *