La Comunidad Católica Shalom fue fundada en 9 de julio de 1982, por Moysés Louro de Azevedo Filho, quien ha ofrecido su vida por la juventud,  para llevar a Jesucristo y su Iglesia a aquellos que están distantes de ella, especialmente a los jóvenes.

En 30 de junio de 1980, el Papa Juan Pablo II llega a Brasil para su primera visita al país, el pontífice visita 13 ciudades y participa en la  abertura del X Congreso Eucarístico Internacional en Fortaleza.  Moyses Azevedo de 20 años es escogido por el Arzobispo de Fortaleza Aloísio Lorscheider, para entregar un regalo al Papa en nombre de los jóvenes de la Arquidiócesis. Reza pidiendo a Dios un regalo  digno de su santidad y en 9 de julio, entrega a Juan Pablo II una carta en la cual se pone a disposición de Dios y de la iglesia para la evangelización de los jóvenes.

Exactamente dos años después del encuentro con el papa, se inauguró el primer Centro de Evangelización Shalom, una sandwicheria y una librería cuya misión es anunciar el Amor de Dios a las personas que allí llegan para almorzar, pedir consejos, ayuda o Consuelo.

En 1983, comienza las primeras experiencias de la vida comunitaria. Los jóvenes evangelizados pasan a formar parte de los grupos de oración. Muchos sirven más intensamente, integrando así el primer grupo de semillas "compromiso" de la Comunidad de Alianza.

En 1985, ante el altar del Señor, Moysés y cuatro jóvenes más hacen sus promesas como los primeros miembros consagrados de la Comunidad de Vida. Al año siguiente, ingresa a la comunidad de vida la cofundadora Maria Emmir Nogueira, quien estuvo presente desde el principio, ayudando en la estructuración de lo que Dios manifiesta como su voluntad.

Los grupos de oración se multiplican, el trabajo de la evangelización, la formación  y el desarrollo humano se intensifican, surgen vocaciones y Obispos piden casas de Shalom en sus diócesis. En 1995, bajo la fuerte intervención de la divina providencia, los Estatutos de la Comunidad comienzan a ser  preparados. El 17 de febrero de este año, la elaboración se ve interrumpida debido a la muerte repentina del misionero de Comunidad de Vida  Ronaldo Pereira, de 24 años, en un accidente de tráfico. Al año siguiente, la tarea es retomada.

En 1998, el Arzobispo de Fortaleza, Claudio Hummes, firmó el decreto de reconocimiento canónico de Shalom, a nivel diocesano. El reconocimiento pontificio se decretó en 2007 por el Consejo Pontificio para los Laicos, ligada a la Santa Sede, que aprueba también los Estatutos en carácter experimental. El 22 de febrero de 2012, con el fin del periodo ad experimentum, la Santa Sede confirma el reconocimiento de la Comunidad Católica Shalom como asociación privada internacional de fieles, y aprueba definitivamente sus Estatutos.

La Comunidad está presente en las diócesis de varios países y en crecimiento, cumpliendo la misión de evangelizar y educar a los hijos de Dios.