Shalom Catholic Community assumes ‘San Lorenzo’ International Youth Centre in Rome
Noticias

La Comunidad Católica Shalom asume el Centro Internacional San Lorenzo en Roma

El 13 de marzo de 1983, San Juan Pablo II dio un regalo a los jóvenes de todo el mundo. El inauguró a pocos pasos de la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el “Centro Internacional Juvenil San Lorenzo” un espacio de peregrinación, acogida, encuentro, oración y evangelización para todos los jóvenes que llegan a la Ciudad Eterna.

El Centro San Lorenzo está situado junto a la antiquísima basílica de San Lorenzo en Pisciubus, dedicada al santo mártir romano del siglo III, San Lorenzo, en la Vía Pfeiffer 4, a muy pocos metros del Vaticano.

San Juan Pablo II, amigo y padre de los jóvenes, quiso erigir este hermoso signo en Roma, en el “corazón de la Iglesia“, instituyendo un Centro Internacional de los Jóvenes y para los jóvenes, eligiendo guardar allí dos grandes “tesoros“: la Cruz original y la cruz, el Icono Mariano de las Jornadas Mundiales de la Juventud. San Juan Pablo II expresó en la homilía de inauguración, que el Centro San Lorenzo es un lugar donde reina la Cruz de Cristo, Señal de la Gracia y de la Redención, despertando en todos sus visitantes la sensibilidad por la realidad de Dios“. El Centro San Lorenzo nace entonces como un “faro” y un punto de referencia para los jóvenes del mundo entero que, como peregrinos en Roma, pueden escuchar la Voz de Dios y reabastecer las fuerzas para abrazar su propia vocación y misión.

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, órgano del Vaticano responsable directo de las Jornadas Mundiales de la Juventud y el Centro San Lorenzo, pidió a la Comunidad Católica Shalom para asumir en este año de 2018 los trabajos de animación y administración del mismo, Centro, en vista de llevar adelante la especial misión que este lugar tiene junto a la Juventud. Nacida en medio de los jóvenes y los jóvenes, la Comunidad Shalom recibe con alegría este don y esta misión, colocando el propio Carisma y la propia fuerza misionera al servicio de la Iglesia, en vista de la evangelización de los jóvenes y de los pueblos.

Si por un lado el Centro San Lorenzo es un regalo del Papa Juan Pablo II a los jóvenes, por otro podemos decir que la propia Comunidad Shalom es fruto de un “regalo“, de la “oferta de vida” de un jóven al Papa. Moysés Azevedo, con 20 años de edad, ofreció su vida y juventud a Dios y a la Iglesia comprometiéndose en evangelizar a los jóvenes, especialmente aquellos más distantes de Cristo y de la Iglesia. Hoy, la Comunidad Shalom es un “pueblo en movimiento“, jóvenes, célibes, sacerdotes, familias, todos dedicados a la evangelización de los jóvenes y de los pueblos. La Comunidad acoge esta novedad, por tanto, de corazón abierto, viendo en esto una gran señal de Providencia y de conducción de Dios en su vida y misión.

San Juan Pablo II decía que “este Centro depende de lo mejor de vosotros y puede consolidar lo mejor de vosotros (…) vuestra atención y vuestro servicio desinteresado a los jóvenes provenientes de varias partes del mundo, os llevará inevitablemente a desvelar a los jóvenes“.

Para el servicio en esta nueva realidad, un grupo de misioneros de la Comunidad Shalom asumirá los trabajos ordinarios y extraordinarios de animación y administración del Centro, acogiendo a los peregrinos y organizando las actividades evangelizadoras, pastorales y litúrgicas del mismo. El Centro albergará el núcleo de misioneros que componen la Oficina Internacional de la Comunidad (Asistencia Internacional Shalom), sector responsable de la irradiación internacional del Carisma Shalom, por la implantación misionera de la Comunidad entre las naciones y las regiones relaciones de la Comunidad con la Iglesia del mundo entero, que ahora tendrá allí su nueva sede de trabajo y servicio.

Desde los primeros años de funcionamiento del Centro, la Communauté de l’Emmanuel (Comunidad Emmanuel), originaria de Francia, asumió con mucho empeño y espíritu evangelizador sus trabajos ordinarios. El miércoles 27 de junio del presente año, hubo una misa solemne presidida por el Padre Alejandro (secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida), en la propia Basílica de San Lorenzo, en acción de gracias por el servicio que esta Comunidad prestó a la Comunidad Centro y ya confiando a la Comunidad Shalom la nueva etapa misionera a ser vivida allí.

La Comunidad Shalom reabrirá el Centro San Lorenzo y dará inicio oficial a su presencia y actividades el próximo 1° de octubre, memoria litúrgica de Santa Teresa de Lisieux, la santa que es al mismo tiempo Co-Patrona de las Misiones y la intercesión de quien la comunidad Shalom confía de modo especial su apostolado con los jóvenes.

Vale recordar que la Iglesia vive un particular tiempo de gracias, en el que se vuelve de forma muy especial para los jóvenes. Una gran señal de este tiempo de la Juventud es el próximo Sínodo de los Obispos que sucederá exactamente en el mes de octubre de este año, con el tema Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional“. En el mes del Sínodo, la Comunidad Shalom ya estará presente y actuante en el Centro San Lorenzo, acogiendo y animando a los Padres Sinodales ya todos los jóvenes presentes en Roma.

Os habéis puesto al servicio del Centro Internacional en actitud mariana, con generosidad, sin poder medir todo el alcance de este empeño. Lo has hecho, impulsado ​​por el Espíritu Santo, dispuestos a elevar las velas para que el Espíritu de Dios os conduzca según su voluntad.

(San Juan Pablo II, 13 de marzo de 1983)

Pe. Cristiano Pinheiro

Traducción: Marjori Small


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *