Foto: Unsplash
Shalom

La generación ‘on-line’ de buscadores

Gente de Malasia, Filipinas, Francia, Congo, Jamaica asisten al grupo de oración en línea de Shalom a través de Google Hangouts.

“Me gustaría sentir a Dios, pero no sé cómo”, “No hay grupos juveniles de oración cerca de donde vivo”, “La comunidad Shalom no está presente en mi país, pero me siento atraída por esta vocación”, “No puedo vivir el cristianismo libremente en mi país”… Esto es lo que algunos jóvenes de diferentes partes del mundo me han expresado. Entonces me preguntaron si teníamos una respuesta para darles como Carisma Shalom. Entonces ¿cómo podríamos compartir el amor de Dios con aquellos que simplemente quieren vivir la experiencia con Él, vivir la fe, o quieren descubrir su vocación, pero no saben cómo? Estas preguntas se mantuvieron en mi corazón y lo lleve a la oración.

Luego de tanto, el Espíritu Santo finalmente dio una inspiración: comenzar un grupo de oración en línea con todos aquellos que simplemente desean encontrar a Dios, así como con quien quiere descubrir su vocación. Así que recientemente hemos comenzado los encuentros semanales, los que se realizan a través de Google Hangouts y se transmiten en Youtube una vez al mes. Durante los grupos oramos, cantamos y alabamos al Señor; invocamos al Espíritu Santo y sus carismas, tenemos un momento para compartir y predicar. Los participantes también comparten, dan testimonio y traen sus intenciones, para que como comunidad podamos seguir orando, llevándonos unos a otros en nuestros corazones.

Es una gran bendición vivir juntos estos momentos de comunidad y oración, es hermoso ver que tenemos diferentes culturas, hablamos diferentes idiomas, hay personas de Malasia, Filipinas, Francia, Congo, Jamaica, etc., sin embargo, en la diversidad encontramos la riqueza y el don del amor de Dios, es Él la razón que nos une. Dios es real y puede hacer de nosotros la generación ‘on-line’ de buscadores, los discípulos ‘on-line’ de Cristo, porque el amor de Dios no tiene límites.

Todo esto nos hace pensar que nosotros, como cristianos, no deberíamos ver el mundo virtual sólo desde un punto de vista pesimista; es cierto que es un lugar lleno de riesgos, pero también ofrece muchas posibilidades para construir puentes y conexiones. Esta es una riqueza que estamos llamados a descubrir y que estamos descubriendo paso a paso.

Personalmente puedo dar testimonio de que internet es un medio que me envía en misión a lugares muy distantes mientras estoy sentada en mi escritorio. Estar allí no me quita el valor del encuentro personal, estos encuentros también están destinados a guiar a las personas a encuentros personales.

Entonces, ¿vendría Dios a hablar conmigo? ¡Bien, te invito a hacer esta experiencia con nosotros! Si estás interesado en unirse al grupo de oración ‘on-line’ en inglés, estás más que invitado, escríbenos a vocations@comshalom.org.

¡Te veo pronto! Shalom!

 

Bárbara Melo

Traducción: Javier Kovacs


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *