Shalom

Ofertar la vida con los jóvenes y por los jóvenes

Protagonismo de los jóvenes en la misión de Budapest, Hungría.

Nuestra misión fue fundada en el 2009 y en sus primeros pasos la misión contaba sólo con 4 misioneros. Pasamos de aprender la lengua a contar mucho con la participación de los jóvenes que se sintieron atraídos por la forma diferente de vivir la fe católica, con danzas animadas y con la alegría de los misioneros. Desde entonces, la misión se dió a conocer por la gran presencia de los jóvenes.

Actualmente, contamos con 8 misioneros de la Comunidad de Vida y 11 misioneros de la Comunidad de Alianza.

El año pasado abrimos nuestro Café, que es también nuestro centro de evangelización. El nombre, sugerido por los jóvenes, es HungaRio, nombre que fue dado en los eventos hechos por la misión al principio, atrayendo al público por la cultura brasilera.

Por el desafío de la lengua y la diferencia cultural, nos es necesario contar con los jóvenes para que nos ayuden a descubrir y a recorrer la vía para alcanzar el corazón de los jóvenes húngaros. Por eso, es siempre necesitamos que ellos estén presentes con nosotros en la planificación de nuestros eventos, de nuestras acciones evangelizadoras, escuchando juntos la voz de Dios, proyectando y evangelizando.

La noche de alabanza es nuestro principal espacio para que junto a los jóvenes que ya participan de los grupos de oración podamos acoger a los nuevos que llegan, siendo el lugar donde dar todo lo que recibieron de Dios en los grupos, aprendiendo y abriéndose a rezar por los demás. Poco a poco vamos dando pasos, avanzamos para que eso suceda.

Otra acción de evangelización que proyectamos para este verano es el Acamps Summer Festival. Nuestro objetivo es contar con ellos para armar el evento, haciéndoles participar en los equipos de preparación, en los servicios que aparecerán, pero principalmente les incentivamos a que sean ellos quienes traigan a los jóvenes.

Algo que ya hemos visto varias veces suceder aquí es que si yo, una misionera, llama a un joven húngaro o damos un panfleto en la calle, probablemente no va a dar mucha importancia a lo que digo, pero si lo hace su amigo que ya nos conoce o que ha tenido una buena experiencia en la Comunidad, vendrá sin vacilar: son los jóvenes que atraen a otros jóvenes. El resultado de esto, lo vemos en los grupos de oración y en los acontecimientos, cuando les preguntamos, cómo conocieron la Comunidad.

Otro ejemplo de la acción de los jóvenes y de toda la obra fue cuando estábamos abriendo nuestro Café. Necesitábamos muchos materiales, pero no teníamos dinero y vimos que nuestro Café fue construido la mayoría con material proveniente de donaciones. La obra nos ayudó si con lo financiero, pero también en la búsqueda del material que necesitábamos, destacando también que nos asistió incluso en el montaje. Realmente, ese Café es para ellos y de ellos.

Los jóvenes frecuentan nuestra casa, rezan con nosotros en las mañanas de oración, en la oración comunitaria, están con nosotros en varios momentos: viendo una película o mientras estamos en la merienda. Es gracias a su amistad que podemos presentarles a Dios también como su gran amigo y después de esa experiencia vemos como poco a poco, estos jóvenes van comprometiéndose con la misión, pero sobre todo con la Obra de Dios.

 

Traducción: Marjori Small


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *