Foto: Gianluigi Guercia/Agence France-Presse — Getty Images
Testimonio

Papa Francisco en África: Vosotros, jóvenes, sois importantes

“Es con el fuerte amor reciproco que hay entre nosotros y Jesús que abrimos más horizontes de amor sin medida. Es porque ese amor es tan fuerte, que con la visita de Papa Francisco a Mozambique, fue como si bastase solo su mirar para que las puertas cerradas del corazón, se abriesen. “

Soy Osvaldo Jone, tengo 24 años, estudiante en la Universidad Eduardo Mondlane. Conocí la Comunidad Católica Shalom en el 2017 a través del hermano João Bala e Sônia en un momento muy importante para mí porque ya no soportaba más la sed diaria aproximarme a Jesús. En ese tiempo no quería formar parte de la Iglesia, de hecho mi primera invitación fue conocer la comunidad y después participar a la adoración eucarística. Fue allí, durante la adoración, que fue todo cambió y al mismo tiempo, me sentí renovado. Fue a través de aquella adoración en la presencia eucarística de Jesús, que experimenté la renovación de mi corazón, hecho por el que hasta hoy estoy muy agradecido por haber recibido aquella gracia. Fue tal el impacto de la gracia de la renovación de mi corazón que participé del Seminario de Vida en el Espírito Santo. Allí todo fue milagroso, porque sentí fuerte la presencia del Espíritu Santo y la maravilla de sentirse amado por Cristo. 

Fue algo que nunca antes había sentido. Fue algo que me hizo buscar la compañía de Jesús en cada paso que daba, a través de la oración. A través del baño en el Espírito Santo. Es una vivencia extremamente importante en el día a día, en el ser nuevo, en el ser renovado en el corazón humilde y misericordioso de Jesús. 

Mirando aquello, percibí que los jóvenes mozambiqueños aún no perciben más profundamente aquella intimidad con Jesús, creo que ellos están solo inmersos en el ser un cristiano tradicional, a quien sólo le importa seguir lo que está escrito en los manuales, en el misal de la iglesia. Mas hay mucha disposición de los jóvenes a participar de las actividades que la iglesia propone. Por ello, siento que existe una necesidad de construcción de la propia intimidad con Dios. En fin, es importante mantener una vida de oración, es importante una intimidad personal con Dios. El carisma Shalom ya me mostró esto y espero que otros también sientan lo mismo, espero que se emborrachen con la palabra de Dios.

Es con el fuerte amor reciproco que hay entre nosotros y Jesús que abrimos más horizontes de amor sin medida. Es porque ese amor es tan fuerte, que con la visita de Papa Francisco a Mozambique, fue como si bastase solo su mirar para que las puertas cerradas del corazón, se abriesen. Fue una presencia de paz, llena de luz, dando conforte al corazón. Fue aún más fuerte cuando el Papa se dirigió a los jóvenes y dijo: “¡vosotros sois importantes! Necesitáis saberlo, necesitáis creer en esto: ¡vosotros sois importantes! No solo para el futuro de Mozambique, de la iglesia o de la humanidad; vosotros sois el presente: con todo lo que hacéis y sois”. Fue la repetición del “vosotros sois importantes” lo que más tocaba mí ser, mi corazón. Muchas veces pensé que no lo fuese. Pensé que era apenas solo un ciudadano cualquiera. Mas, escuchando al Papa, que fue una gran bendición, viví una transformación total. Es más, el mensaje del Papa fue tan fuerte que me hizo pensar reflexionando que somos importantes para construir con amor la unión entre hermanos e la iglesia. La necesidad de caminar juntos con nuestras diferencias, dispuestos a amar así como el Señor nos ama. 

Con las grandes palabras de Papa Francisco, espero que nación mozambiqueña, consiga abrazar ese amor, ese ser importante, ese ser de Dios, en sus corazones. Para que así, juntos, alcancemos la unión y no la división; que nuestro pueblo consiga permanecer firme en la construcción de la paz; que muchos hermanos se reúnan para construir un mejor Mozambique, lleno de la gracia de Dios.

Gracias Señor Jesús por traer a Papa Francisco a nuestro país, por aquel mensaje que necesitábamos oír. Gracias por aquellas palabras que necesitábamos asimilar y aprehender con el corazón abierto. Que el Espírito Santo derramado en nosotros, moldee nuestra forma de ser y de estar, que traiga los frutos de su obra. Amén.

 

Osvaldo Jone

Traducción: Manuel Quezada

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *