Formación

¿Qué hago para ser Shalom?

Pero ¿cómo hacer para ser miembro de la Comunidad Católica Shalom?

La vocación a la Comunidad Shalom es un llamado de Dios que se dirige a todo miembro bautizado del pueblo de Dios que, habiendo hecho la experiencia con el Resucitado que pasó por la cruz y que bautiza en el Espíritu Santo (Jn. 20,19- 22), y confesando la fe católica, recibe el llamado de seguirlo según el espíritu de esta vocación. (ECCS)

Nacida de la experiencia de Jesús resucitado que pasó por la cruz, es durante la semana de Octava de Pascua, que la Comunidad Católica Shalom de cada misión celebra misas de acción de gracias por la ofrenda de vida de sus miembros. De acuerdo con el camino y la etapa de formación de cada uno, la Comunidad comparte la alegría en Cristo de la vivencia de cada uno en el postulantado, discipulado, renovación de votos temporales y votos definitivos.

Pero ¿cómo hacer para ser miembro de la Comunidad Católica Shalom?

Para recorrer este camino (de y para la felicidad) de la Vocación Shalom, hay que empezar dando un paso a la vez, que pasa por la escucha del llamado de Dios y por la búsqueda de elegir su voluntad.

Seminario de Vida en el Espíritu Santo

El primer paso de todos es hacer un Seminario de Vida en el Espíritu Santo. ¡Eso mismo! Es importante tener una experiencia personal con el amor de Dios. El Seminario de Vida no es explicado, es vivido. Es siempre una invitación para abrir nuestro corazón a Dios. Quien bien abre las puertas de su interior y permite la entrada de Dios, experimenta la mayor de todas las revoluciones: la revolución del Amor.

Grupo de Oración

Después del Seminario, los participantes serán enviados a un Grupo de Oración, donde se encontrarán una vez por semana para iniciar una caminata espiritual y profundizar más el uso de los Carismas del Espíritu Santo. El Grupo de Oración es uno de los canales de comunicación de la gracia recibida a partir de la experiencia de la efusión del Espíritu Santo en el Seminario de Vida. Todo debe hacerse para preservarla.

Vocacional

Con el tiempo de caminar y de fidelidad en el Grupo de Oración, con la experiencia de vida fraterna y espiritual, algunos sienten un llamado más fuerte para dar pasos más amplios y asumir un compromiso mayor descubriendo la Vocación Shalom dentro de sí. Junto al coordinador del Grupo de Oración, se decide si es el tiempo de entrar en un camino de discernimiento Vocacional. Paralelo al Grupo de Oración, el vacacionado participa una vez al mes de los encuentros vocacionales.

El Camino Vocacional tiene una duración mínima de un año, iniciándose con el Encuentro Vocacional Abierto (en marzo o abril de cada año).

Cada vocación es asistido y orientado por un Acompañador Vocacional (director espiritual) para, en la escucha de la voluntad del Señor, discernir sobre el llamado a la Vocación Shalom o a otra Vocación en la Iglesia, sobre el tiempo de madurez necesario para dar el paso concreto en dirección al ingreso en el postulantado de la Comunidad de Vida o de Alianza.

Postulantado

Habiendo discernido en el Camino Vocacional (que dura uno o dos años) para dar el siguiente paso, surge el Postulantado. Se trata de un período de experiencia del candidato en la Comunidad (de un año para la Comunidad de Vida y de dos en la Comunidad de Alianza), durante el cual él y los formadores competentes inician un camino de formación y de discernimiento de su vocación y de la madurez humana y espiritual necesaria para a ella corresponder.

Ya no son miembros de Grupos de Oración o vocacionados: son postulantes que junto a otros postulantes caminarán participando dos veces por semana de las Células de vivencia comunitaria y oracional, intensificando también el apostolado y el servicio en el crecimiento de la evangelización.

Discipulado y Promesas

El Discipulado es un tiempo de formación intensa en la vida misionera que tiene una duración mínima de dos años. Está marcado por la profundización de la vida espiritual y vocacional. Después del tiempo de Discipulado y habiendo fructificado en su vida espiritual, comunitaria y apostólica, la persona estará en condiciones de solicitar sus primeras promesas (de un año) de vida consagrada en la Comunidad. Después de cuatro años de renovación de estas promesas temporales, el miembro que se juzgue apto, puede solicitar formalmente a la Comunidad sus promesas definitivas en la comunidad católica Shalom.

Comunidad de Vida y Alianza

La vocación Shalom puede ser vivenciada en dos dimensiones complementarias: la Comunidad de Vida y la Comunidad de Alianza. Durante el año Vocacional, el candidato puede solicitar ingreso, de acuerdo con su llamado, en el postulantado de la Comunidad de Vida, en el que el llamado de la ofrenda de vida es más radical, con un estilo de vida particular, o puede ingresar en la Comunidad de Alianza viviendo su ofrenda de vida a Cristo en medios de las actividades familiares y profesionales.

En el camino de vida consagrada como Comunidad de Vida o de Alianza, es fundamental el discernimiento y el descubrimiento de la propia forma de vida: el matrimonio, el celibato o el sacerdocio.

La TAU

La TAU es una señal de aquellos que Dios llama para ejercer una misión. A ejemplo de San Francisco, somos conscientes de ello y queremos decir sí a este llamado, a esta elección de Dios por nosotros. La Tau es una señal visible de pertenencia de la Comunidad Shalom. Ella es hecha de madera, como una señal de que deseamos vivir la pobreza, vivir de lo que el Señor hace a través de nuestras manos, de nuestro trabajo. La señal es atrapada por un cordón de línea y tiene pirografiado las letras hebreas “SHALOM”, significando que la Paz de la que buscamos ser ministros y discípulos es la plenitud de la Paz, el mismo Cristo.

Si sientes este llamado de Dios y deseas recorrer este camino, haz clic aquí y encuentra el Centro de Evangelización Shalom más cercano a ti o a tu ciudad. Si no hay Shalom cerca de tu ciudad, escribe al email: vocacionaladistancia@comshalom.org y comparte tu deseo. ¡SHALOM!


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *