Foto: Unsplash
Shalom

Sal de la tierra, luz del mundo

La vida comunitaria de la Comunidad de Alianza en Londres, Inglaterra.

Shalom tuvo inicio en Londres en el 2002 como difusión de la Opera1 que al tiempo era conocida como ‘Friends of Shalom Group’ (Amigos del Grupo Shalom). Fue oficialmente instituida como misión en el 2008: desde entonces ha crecido hasta incluir más de 50 personas que participan a uno de sus 3 grupos de oración: uno en portugués y dos en inglés. El número de los misioneros en el Reino Unido también creció en este tiempo, con 5 nuevos Postulantes y 3 miembros que ya hicieron las Promesas Definitivas y Temporales. Todos los misioneros son miembros de la Comunidad de Alianza Shalom.

La Comunidad de Alianza […] es la llamada del Señor para vivir la séquela de Nuestro Señor Jesucristo y de Su Evangelio en medio a la vida familiar y a las actividades profesionales del presente siglo” (Estatutos de la Comunidad Católica Shalom, Artículo 121).

A diferencia de los misioneros de la Comunidad de Vida, los miembros de la Comunidad de Alianza viven en sus casas, tienen familias, realizan actividades seculares y abrazan la misma llamada misionera Shalom a ser ministros y discípulos de Paz, dedicando el propio tiempo y sus vidas a momentos profundos de oración, vida fraterna y servicio apostólico.

La misión Shalom en Londres es activa todo el año con grupos de oración que se tienen tres veces a la semana y la Misa de cura que se tiene cada 3 meses. Hay también Seminarios de Vida en el Espirito, retiros juveniles, retiros pascuales, celebraciones Natalicias y de Año Nuevo con adoración al Santísimo Sacramento, vigilias nocturnas de adoración una vez al mes, evangelización  en la calle periódica y jornadas de diversión con toda la familia Shalom.

Visto que la misión en Londres es prevalentemente guiada por los miembros de la Comunidad de Alianza, la Vocación y el Carisma Shalom se exprimen en muchos modos diversos a través de la vida y del testimonio de cada miembro. He aquí las historias de vida de 4 miembros de la comunidad en respuesta a algunas preguntas de Comshalom (SH).

 

SH – ¿Cómo manejas y juntas las exigencias de tu vocación con aquellas de tu vida profesional y familiar?

Mi rutina varía mucho, mas normalmente de lunes a miércoles me levanto a las 06:30 e inicio la jornada rezando el rosario; a las 07:00, preparo los niños para la escuela y realizo algunas labores domésticas. Dejo los niños en la escuela y me voy a la misa de las 09:30. Me quedo en la Iglesia hasta las 12:00, realizando mi estudio bíblico cotidiano y la oración personal a la presencia de Jesús en el Santísimo Sacramento. Luego voy a casa para terminar los quehaceres e iniciar a trabajar en mis proyectos universitarios hasta las 15:00, momento de ir buscando las chicas a la escuela para llevarlas a sus actividades post-escolares. Regresamos a casa a eso de las 20:00, en tiempo para la cena, a las 21:00 es la hora para que las chicas vayan a dormir. Ya acostadas, regreso a mis estudios hasta a tarde. El jueves tengo clases, por lo que mi jornada inicia un poco antes, despertándome a las 05:30 y me voy diciendo los misterios del rosario mientras voy de camino a la universidad. Tengo una pausa entra las materias que me da el tiempo de participar a la Santa Misa. Habiéndome ido de la Universidad, velozmente paso a buscar las niñas a la escuela para llegar a casa para la hora de cena, así me preparo para asistir al encuentro de la célula comunitaria2 che inicia a las 19.00 y termina a las 21:30. Cuando regreso a casa, verso las 22:00, todos ya duermen y me es más fácil hacer mi oración cotidiana. El viernes por la mañana, me despierto a las 06.00 para hacer el estudio bíblico, llevar a las niñas a la escuela y luego ir a la universidad para las clases de las 10.00, rezando el rosario mientras voy en camino. Cuando es la hora de ir buscando las chicas e iniciar a preparar la cena. A veces tenemos las actividades de evangelización Shalom, por lo que el viernes varía un poco por lo que asisto a la misa cotidiana a las 20:30 en una Iglesia cercana y luego cuando todos duermen, hago mi oración personal. El sábado es una jornada más o menos empeñada porque tenemos nuestra misa comunitaria a las 16:00 seguida de 2 grupos de oración entre las 18:00 y las 20:00. Soy responsable del grupo de oración Shalom de los niños en el que hay 15 participantes entre 5 y 14 años. El domingo es el día de reposo, un día en el que me gusto mi familia haciendo cosas juntos, como puzles y otros juegos, cine, películas, tareas para la casa, etc. Por lo general rezo en la mañana mientras todos duermen y a las 18:30 voy a la misa.Aleteia Davoli, Postulante, esposa, madre de tres hijos y estudiante

__

Tengo una vida llena de cosas por hacer, empeños y deberes. Trabajo todo el día y en mi vida ordinaria trato de vivir el más posible en modo extraordinario, abrazando mi Comunidad, los empeños vocacionales y mi vida de intimidad con Dios. Durante mis pausas del trabajo, voy a la misa y rezo. En mi camino de regreso, rezo el rosario, ofreciendo mi día a María y, generalmente en la tarde, desarrollo i mis apostolados y preparo las cosas para el grupo de oración del sábado que coordino.Francisca de Oliveira, miembro en misión con Promesas Temporales, soltera, cuidadora de niños

 

SH – ¿Con todas las numerosas actividades e interacciones diarias, como es que eres la sal y la luz para el mundo, para tu familia, en el trabajo, en tu vida de todos los días?

Creo ser sal y luz para el mundo siendo un miembro Shalom, realizando todo lo que mi vocación me pide de hacer para ser Santa. Creo nuestra routine cotidiana rende a las personas curiosas y abre la puerta a muchas preguntas: ¿porque voy a la misa durante las pausas de clase? ¿Por qué reyuno el viernes mientras mis compañeros universitarios almuerzan? ¿Torque defiendo siempre la vida? ¿Por qué durante las clases muestro siempre un otro modo de ver las cosas: la vía del amor…? La gente me interroga mucho y soy feliz porqué puede responder a muchas de sus preguntas porqué puedo sentir que fui formada por la Comunidad Católica Shalom para estar en este mundo y vivir en él. En mi familia muestro siempre la dirección, buscando siempre de dar un buen ejemplo, por qué no puedo predicar una cosa y vivir otra y esto es muy interesante porqué mis niñas y mi marido llevan sus experiencias de vida de la escuela y del trabajo pidiendo mi opinión sobre diversas situaciones. Piden mi intersección por sus situaciones cotidianas, o por sus amigos, entonces es realmente bello ver que ellos saben que cuando no podemos hacer mucho con nuestras manos, tenemos necesidad de meterlas en las manos de Dios y de tener confianza en Él. Me siento muy feliz cuando vienen a discutir sobre las decisiones que deben tomar, en el trabajo, en las materias escolares e incluso sobre las decisiones sobre el cambio del carro o sobre las vacaciones… En momentos como estos tengo la oportunidad de invitarles a rezar, para escuchar ¡lo que Dios quiere! Enseñarles a discernir sobre las cosas en oración es realmente satisfactorio porqué creo que sea algo que mis niñas llevaran a sus familias las semillas se difundieran en las nuevas generaciones. Lo que llevo en mi mente cada día y dondequiera que vaya es que tengo necesidad de ser “Shalom”, necesito ser esta “Paz”, conforto y esperanza. Siento de verdad que “¡Sí, puedo vivir como vivían los Santos!” No es fácil, no es simple, lo que quiere decir que estaré siempre a nadar contracorriente, pero “sí”, es posible y depende sólo de mí. No debo esperar que alguien pruebe antes, debo solo hacer mi parte con los hijos fijos en Dios, nadie más sólo a Él.Aleteia Davoli, Postulante

__

Estar en el mundo y no pertenecer a la corriente principal significa dejar entrever la luz de Dios. Es un verdadero desafío para un misionero, especialmente aquí en Londres, donde cada día se nos ofrecen cosas mundanas que son bastante atrayentes y fáciles de obtener. Todavía, es una gran alegría cuando en nuestra vida cotidiana se acercan personas que aún no han tenido una experiencia con Dios, preguntándose qué cosa tenemos, que cosa nos hace diversos. El mejor modo para testimoniar a Cristo aquí en esta ciudad, donde muchas veces incluso encontramos personas que no quiere ni siquiera escuchar el Nombre de Dios, es con nuestras vidas, con nuestra alegría e incluso con una sonrisa. Pasar tiempo con ellos, entrar en sus vidas y dejarles entrar en ella donde encontraran a Dios.Francisca de Oliveira, miembro con Promesas Temporales

 

Para saber más sobre la misión Shalom en Londres, visita nuestras páginas en los social media:

Instagram: @shalominlondon

Facebook: ShalominLondon

O visita nuestro sitio web: comshalom.org/en/

____

Por Difusión de la Obra se entiende que el Carisma no se desarrolló (como la mayor parte de los casos) con una obra de Fundación – de una casa comunitaria en la que los misioneros de la Comunidad de Vida residen – mas a través de un “pasa-palabra” del Carisma que paulatinamente se expande.

La célula comunitaria son dos días a la semana en los que los miembros de la Comunidad di Vita y de Alianza se reúnen para tener un momento di formación (los que se afrontan son gestionados por el Sector de Formación de la Comunidad Católica Shalom, en Fortaleza), otra distinta de la oración comunitaria.

Gabriela Gois

Traducción: Manuel Quezada

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *